3 Consejos para que su hijo aprenda a conducir

Conozca bien al vehículo

La primera vez que su hijo adolescente conduzca el auto, hágalo en el lugar más seguro y fácil posible, como un estacionamiento vacío. Haga que su adolescente practique cómo acelerar y frenar, conducir en línea recta, girar y retroceder. Cuando vea que su hijo adolescente comienza a dominar estas habilidades, tome nota y haga la situación un poco más compleja la próxima vez. Por ejemplo, en lugar de detenerse y arrancar, haga que su adolescente entre y salga de un estacionamiento.

Conoce más en AutomocionOnline!

Puede llevar varias salidas para aprender a ir del punto A al punto B, y para calcular cuánta presión debe aplicar a los frenos para detenerse o cuánta distancia debe mover el volante para girar. Este también es un buen momento para recordar a su conductor adolescente que preste atención a su entorno:

  • Mirar al frente y a los lados.
  • Revise los espejos.
  • Escanee continuamente en busca de peligros.

Enséñele a su hijo adolescente a mantener un «espacio de seguridad» despejado alrededor del auto para que haya espacio para reaccionar ante cualquier peligro. Cuanto más lejos se cuelgue del vehículo de delante, mejor podrá su hijo adolescente ver lo que hay delante. Ver mejor y más lejos proporciona tiempo extra para reaccionar a las condiciones cambiantes del tráfico.

Comience en áreas de baja velocidad y poco tráfico

Una vez que su hijo adolescente se sienta cómodo con el funcionamiento básico del auto, lleve su entrenamiento a calles tranquilas donde su hijo adolescente pueda practicar cómo mantenerse a un lado de la carretera, anticiparse a los autos que salen de las entradas y aprender a detenerse en una señal de alto.

Para las próximas lecciones, aténgase a los caminos que tienen límites de velocidad más bajos (menos de 35 mph). Destaque que el límite indicado es sólo una guía para una velocidad aceptable en condiciones excelentes. Su adolescente debe manejar aún más despacio en mal tiempo, tráfico pesado o áreas donde hay muchos peatones.

Variar las rutas para practicar

  • Giros: velocidad y uso de señales
  • Frenar suavemente: reducir gradualmente la velocidad hasta detenerse
  • Acelerando suavemente: aumentando constantemente hasta una velocidad segura dentro del límite establecido
  • Acercarse a las intersecciones controladas por señales de stop o luces
  • Determinar el derecho de paso
  • Carreteras de un solo carril y de varios carriles (bajas velocidades)
  • Cambiar de carril y cómo incorporarse al tráfico de forma segura
  • Manteniendo la velocidad apropiada
  • Escaneo e identificación de peligros
  • Manteniendo una distancia de seguimiento segura
  • Compartir la carretera con ciclistas, peatones y autobuses escolares
  • Conducir en una zona escolar
  • Reaccionar a un vehículo de emergencia que se aproxima
  • Usar los carriles de giro

Cuando tu nuevo conductor empiece a dominar estas habilidades, presta atención a cuáles son las que le resultan más confiables. A medida que ambos se sientan más cómodos, continúe exponiendo a su adolescente a diferentes horas del día, niveles de tráfico y condiciones climáticas en carreteras conocidas.

En este punto, su adolescente ha dominado los aspectos básicos y necesita mucha práctica para acostumbrarse a la carretera. Durante las próximas horas de práctica de conducción, siga las carreteras de baja velocidad y poco tráfico. Trate de tomar una ruta diferente cada vez para asegurarse de que su adolescente esté obteniendo la variedad necesaria para convertirse en un conductor seguro. También considere la posibilidad de trabajar con un instructor de manejo.

Leave a Reply