La Dieta Atkins

El Dr. Robert Atkins, un cardiólogo estadounidense, leyó sobre la forma en que una dieta baja en carbohidratos puede ayudar al cuerpo a quemar grasa en lugar de glucosa como combustible. Lo intentó para resolver su propio problema de peso.

Luego escribió un libro, «La revolución de la dieta del Dr. Atkins«, sobre su plan nutricional, que fue publicado en 1972. La dieta realmente despegó en popularidad después de que la Nueva Revolución de la Dieta del Dr. Atkins se publicó en 2002. El nuevo libro desarrolló las ideas expuestas en el primer libro.

Conoce todo sobre la dieta atkins!

¿Cómo funciona la Dieta Atkins?

Los planes tradicionales de pérdida de peso se centran en la reducción de grasas energéticas en la dieta, y recomiendan que un tercio de la comida esté compuesta de alimentos con almidón como la pasta, el pan o las patatas.

Los carbohidratos, ya sean azúcares simples que se encuentran en los alimentos dulces, o almidones complejos, se digieren para convertirse en glucosa. Esta es la fuente de energía habitual para todas las células del cuerpo. Cuando comemos carbohidratos, el cuerpo libera una sustancia química corporal (hormona) llamada insulina que procesa la glucosa.

Si el cuerpo no tiene carbohidratos

Sin embargo, si el cuerpo no tiene carbohidratos, los niveles de insulina permanecen bajos y esto desencadena un proceso llamado cetosis. En la cetosis, el cuerpo utiliza las reservas de grasa para proporcionar energía.

En el plan original de la Dieta Atkins, los carbohidratos fueron severamente restringidos en la fase inicial de la dieta y esto llevó a una rápida pérdida de peso. Las actualizaciones más recientes del plan permiten una pequeña cantidad de carbohidratos en la dieta y la pérdida de peso es generalmente más gradual. También significa que se produce una cetosis menos extrema.

Hay una fase inicial de inducción a la dieta

Hay una fase inicial de inducción a la dieta, que dura unas dos semanas. Durante esta fase, los alimentos proteínicos como la carne y el pescado se comen libremente. Las recetas recomendadas contienen mucha más grasa de lo que la mayoría de los que están a dieta están acostumbrados, incluyendo el queso y la crema.

Durante la segunda fase, la ingesta de carbohidratos se incrementa gradualmente, y la pérdida de peso continúa de forma más gradual. Cuando se alcanza el peso deseado, la ingesta de carbohidratos se incrementa gradualmente para encontrar el punto de equilibrio en el que el peso se mantiene cómodamente.

¿Funciona la Dieta Atkins?

Muchas personas han encontrado que las dietas LCHF como la Dieta Atkins son una forma efectiva de pérdida de peso y de control de peso. Esto puede deberse a la inducción de la cetosis, como la describe Atkins. Sin embargo, dado que la mayor parte de nuestra ingesta de energía suele provenir de los carbohidratos, restringirlos puede simplemente tener el efecto de reducir la ingesta de energía en general. Además, los alimentos ricos en proteínas aumentan la sensación de saciedad después de comer (saciedad), lo que puede reducir los retortijones de hambre.

En varios estudios en los que se compararon los resultados de las dietas bajas en grasas y en carbohidratos se llegó a la conclusión de que ambas son eficaces para quienes pueden seguir el plan de alimentación. No parece haber una clara ventaja de una sobre la otra en cuanto a la eficacia a corto o largo plazo. Los riesgos y beneficios para la salud son similares.

¿Es segura la Dieta Atkins?

La leve cetosis dietética inducida por una dieta baja en carbohidratos no debe confundirse con la peligrosa condición de la cetoacidosis. La cetoacidosis puede poner en peligro la vida de las personas con diabetes, que no pueden controlar los niveles de la sustancia química (hormona) llamada insulina y glucosa en sus cuerpos. Sin embargo, una cetosis leve durante la fase inicial de la Dieta Atkins puede causar algunos síntomas como:

  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Sentirse enfermo (náuseas)
  • Mareos
  • Irritabilidad

Algunas personas han descubierto que una dieta baja en carbohidratos puede provocar depresión, aunque esto puede verse compensado por la pérdida efectiva de peso. Debido a que la Dieta Atkins aconseja hábitos alimenticios diferentes a los que se recomiendan tradicionalmente, muchos profesionales de la salud han dudado en recomendarla.

Se han planteado preocupaciones sobre la forma en que esta dieta podría afectar a los que la siguen. Ha habido mucha publicidad, tanto positiva como negativa. Se han llevado a cabo muchas investigaciones, y están en curso. Sin embargo, a veces es difícil obtener una respuesta clara a algunas de las complejas preguntas sobre la dieta.

Un alto consumo de carne

Ha habido algunas preocupaciones de que un alto consumo de carne podría aumentar los niveles de grasa saturada del cuerpo. Esto podría causar un mayor riesgo de accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca. Los resultados de los estudios realizados para investigar esta cuestión no han sido concluyentes. Algunos factores de riesgo se reducen mientras que otros se incrementan.

Un estudio recomendó que el consumo de proteínas y grasas de alimentos distintos de la carne roja o procesada reduciría el riesgo de desarrollar diabetes con una dieta baja en carbohidratos. Se temía que las dietas con alto contenido de grasas y bajos niveles de carbohidratos aumentaran el riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes; sin embargo, los estudios a largo plazo indican lo contrario.

Leave a Reply